loader image
Aprendizaje híbrido.

Iprode

Publicado: 13 agosto, 2020
Nuestro sistema educativo ha considerado el aprendizaje híbrido como la alternativa al aprendizaje en modalidad presencial, en todos los niveles educativos. De hecho, el aprendizaje híbrido ha estado presente en el ambiente educativo desde hace al menos una década. En esta entrada revisaremos brevemente cuáles son los aprendizajes del siglo XXI que pueden incluirse en el aprendizaje híbrido. Leer más...

Nuestro sistema educativo ha considerado el aprendizaje híbrido como la alternativa al aprendizaje en modalidad presencial, en todos los niveles educativos. De hecho, el aprendizaje híbrido ha estado presente en el ambiente educativo desde hace al menos una década. En esta entrada revisaremos brevemente cuáles son los aprendizajes del siglo XXI que pueden incluirse en el aprendizaje híbrido.

Los aprendizajes del siglo XXI contemplan una mezcla de aprendizajes que convergen en la mente  de los niños y jóvenes (millennials) de hoy, que ya no aprenden como lo hicieron las generaciones de sus padres y abuelos. Aprenden “en cualquier momento y en cualquier lugar” y de “abajo hacia arriba” resolviendo de manera práctica sus necesidades de información a través de la conectividad que les proporciona el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación [TIC], entre otras formas. Si los docentes están preparados para afrontar el reto de facilitar esos aprendizajes, estaremos por buen camino hacia una nueva forma de concebir la educación.

Esas formas de aprender tienen como base el uso de la tecnología, aunque hay que reconocer que para quienes no tienen acceso a dispositivos e infraestructura para la conectividad, se ha propuesto desde el Sistema Educativo Nacional [SEN] utilizar los recursos de la tecnología educativa como la televisión y el aprendizaje a distancia.

Las formas en que están aprendiendo la mayoría de los estudiantes, independientemente del contexto formal o informal en que lo hagan son:

  • El aprendizaje “en cualquier momento y en cualquier lugar” facilitado por el uso de tecnología [aprendizaje ubicuo] (Cope y Kalantziz, 2009).
  • El que se realiza de forma continua sin límite temporales o espaciales, en la cotidianidad, “de abajo hacia arriba” a través del uso de la tecnología y la inmediatez de soluciones que proporciona en contextos informales [aprendizaje invisible] (Cobo y Moravec, 2011).
  • La educación en línea a través de plataformas LMS [e-learning]
  • La combinación de clases presenciales con no presenciales [b-learning], que en nuestro país está previsto en la modalidad mixta. La metodología de clase invertida [CI] o aula invertida [Flipped Classroom], combina las tareas del aula y las actividades realizadas con el uso de tecnologías digitales de información y comunicación [TIC].
  • El aprendizaje a través de dispositivos móviles [m-learning].

 Si los docentes, los padres de familia y los gobiernos están preparados para afrontar el reto de facilitar estos aprendizajes, estaremos en un buen camino hacia una nueva forma de concebir la educación, porque el aprendizaje híbrido conlleva también nuevas formas de evaluación y certificación novedosas a las que desde la política pública debemos estar abiertos (Cobo y Moravec, 2011).

 ¿Estaremos preparados para dar el paso al aprendizaje híbrido?

 Al Incorporar adecuadamente a la práctica docente las metodologías, herramientas de aprendizaje, medios y formas de aprendizaje del siglo XXI, obtenemos un aprendizaje híbrido. Las competencias que el estudiante obtendría serían, entre otras, analizar, evaluar, autonomía, trabajar en equipo y conectar el conocimiento con problemas de la vida real, entender lo relevante de cada situación problemática que se le presente, habilidades y capacidades que solamente son demostrables en la acción, de manera práctica y que conllevan una parte del aprendizaje que no se ve, ese al que el sistema, todavía no está considerando y que incluye a las emociones y su gestión; que resulta de un gran valor en el desarrollo actual de la mente de los individuos y que no se evalúa o certifica. Un ejemplo de esto el, el joven que habla de Historia mientras juega en una consola.  

Referencias

Cobo, C. y Moravec, J. (2011). Aprendizaje invisible: hacia una nueva ecología de la educación. Collecció Transmedia XXI. Laboratori de Mitjans Interactius/Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona. Barcelona.

Cope, B. y Kalantziz, M. (2009).  Aprendizaje Ubicuo. Trad. Emilio Quintana. Pp. 3-15. Recuperado el 29 de septiembre de 2016.   http://www.nodosele.com/blog/wpcontent/uploads/2010/03/Cope_Kalantzis.Aprendizajeubicuo.pdf

Contenido relacionado

Ambientes de aprendizaje. El aula virtual en Moodle

Actualmente por medio de foros de discusión, correo electrónico, listas de mensajería, pizarras electrónicas, blogs, tags, plataforma Moodle, sitios web, entre otros, la comunidad académica cuenta con nuevos entornos geográficos y ciberespaciales para acceder al...

read more

Tendencias educativas para estudiar

Es evidente que estudiar en línea se ha convertido en una mega tendencia en educación. Los datos son elocuentes. Calderón (2014) escribió en una de sus notas que: Los paradigmas de enseñanza están cambiando y cada día hay mayor interés por incorporar los modelos de...

read more

7 Comments

  1. ketaslot

    KetaSlot bandar slot gacor depo pulsa tanpa potongan KetaSlot

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.