Productividad, innovación y competitividad.

[et_pb_section fb_built="1" _builder_version="4.10.6" _module_preset="default" global_colors_info="{}"][et_pb_row _builder_version="4.10.6" _module_preset="default" global_colors_info="{}" custom_margin="|auto|42px|auto||"][et_pb_column type="4_4" _builder_version="4.10.6" _module_preset="default" global_colors_info="{}"][et_pb_text _builder_version="4.10.6" _module_preset="default" hover_enabled="0" global_colors_info="{}" sticky_enabled="0"]

¿Qué es lo que distingue a las empresas con liderazgo?

En la realización de cualquier actividad en las empresas se requiere de un conocimiento amplio, adecuado y actualizado de aquellas cuestiones del entorno, que afectan en mayor o menor medida a la productividad en las organizaciones. “La creciente producción de información y la cada vez mayor complejidad en la toma de decisiones aconseja la utilización de mecanismos de gestión de información cada vez más sofisticados” (Farías y Gómez, 2011, p.3).

La información, concebida como gestión del conocimiento es uno de los elementos de valor que puede llevar a mejorar la productividad de las empresas. La productividad se puede definir como La productividad se define como la cantidad de producción de una unidad de producto o servicio por insumo de cada factor utilizado por unidad de tiempo, esto es hacer más con menos, hacer lo mismo con menos, o hacer más con lo mismo, que se logra con el trabajo detallado del mejoramiento de los procesos.

La innovación, es otro de los elementos de valor que puede aportar a la productividad y en su forma más simple, se puede definir como el proceso que irrumpe el mercado con nuevas propuestas que son alcanzables para ese mercado. Es decir, con nuevos productos, que son capaces de vencer a los actuales en el mercado; nuevos productos que son competitivos.

Y cómo ser competitivo en el mundo moderno sin obtener la mayor ventaja de la tecnología disponible en el mundo, o mejor, generarla. Impacta todo y es habilitante de los demás componentes en forma transversal, desde los procesos, las máquinas y herramientas, hasta la informática que los administra.

Una empresa que trabaja sistemáticamente, todos los días, en generar o aumentar su competitividad, con seguridad logrará mejores posiciones en los mercados en que participa con sus productos, y además podrá sostenerlos a medida que los competidores vayan mejorando. La competitividad es la clave del éxito. Hay que concentrarse en trabajar en ella.

“La innovación es lo que distingue un líder de un seguidor”. Steve Job

Referencias.

Farias, P. y Gómez, M.(2011). Productividad empresarial de la información: organización de la información y mejora de los resultados en 100 empresas andaluzas. Razón y Palabra,   (76). https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199519981023

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.