Estudiar en línea y estudiar a distancia

A menudo se suele confundir si estudiar en línea es lo mismo que hacerlo a distancia, seguramente porque el tiempo ha pasado y no se conoce la evolución de esta modalidad de estudios donde la presencialidad no es necesaria. Si remontamos el tema a 10 años antes, nos daríamos cuenta de que la confusión de los términos era mayor que el día de hoy, sin embargo, vale acotar la diferencia para no cometer los mismos errores de antaño, especialmente porque persisten creencias de lo que define la educación a distancia, pues aún sobreviven modelos que son totalmente diferentes, pero catalogados como educación a distancia.

En los años 80 del siglo pasado, en México se vivía el tránsito de un modelo de educación a distancia a otro más exigente, más cuidadoso, se estaba dejando la enseñanza por correspondencia a uno donde se combinada la presencialidad con el autoestudio. Es decir, recibir el material y, en autoestudio, vivir la experiencia de aprendizaje que será valorada por un docente al momento de emitir el juicio de su aprendizaje.

El correo postal fue perdiendo su importancia como vía para hacer llegar el contenido. Ese papel lo retomaron las universidades al actualizar sus planes de estudio y dejar la responsabilidad en sus cuerpos académicos de prepararse para atender a quienes estarían en las aulas de manera esporádica, justo cuando se sintieran listos para un examen de unidad, de bloque o de asignatura. Este es uno de los modelos aún vigentes, especialmente en la educación media superior. Otra forma de estudiar a distancia es la sincronía “uno a muchos” que significa, técnicamente, videoconferencia multipuntos. Consiste en que el docente dicte su clase en un lugar mientras en otros lugares se conecten los estudiantes a un aula de la misma universidad para escuchar y tomar nota; dejar la tarea para que la envíen por correo electrónico y ser calificada. Algunas universidades como la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo la tienen instituida. 

Siguiendo con la educación a distancia, llegamos a aquella que para su realización permita la asincronía, es decir, que usando el Internet se deje el paquete de contenidos y el estudiante llegue a realizar las actividades de estudio, mediados por un tutor real, esto es educación en línea. En este bloque se encuentran diferentes modelos, a saber:

a. Modelo de clase grabada. Consiste en que un docente grabe su clase, dicte su conferencia y deje tareas generales que luego podrían ser revisadas durante un lapso de tiempo. Para esto se utiliza una plataforma LMS como repositorio.

b. Modelo de interacción asíncrona. Consiste en que todo el desarrollo se dé en una plataforma LMS viviendo realmente un espacio de aprendizaje, donde interactúan docentes y estudiantes sin tener que coincidir en los tiempos, este modelo bidireccional es el más utilizado en instituciones que han procurado la calidad en sus servicios.

c. Modelo de interacción mixto. Es similar al modelo de interacción asíncrona, pero además de tener los contenidos en una plataforma LMS, su diseño integra la necesidad de sesiones síncronas convocadas previamente, de esta manera el tutor verifica la identidad y el lenguaje de sus estudiantes, logrando mejor conocimiento del logro educativo y sobre todo la certificación de saberes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.